Preeclampsia: síntomas, riesgos y prevención 

Síndrome Preeclampsia

La preeclampsia únicamente puede darse durante el embarazo, entre sus síntomas podemos encontrar pueden ser la hipertensión arterial, y perdida de proteína en la orina después de la semana 20 de embarazo, la preeclampsia afecta en torno al 8,5%

  ¿A quién suele afectar la preeclampsia?

Suele afectar a madres primerizas, que previamente hayan tenido problemas de hipertensión, mujeres cuyas hermanas o madres que lo hayan tenido, mujeres en rango de edad menores de 20 y mayores de 40 años y cuando son embarazos múltiples.

 ¿Cómo saber si tengo preeclampsia?

No tienes por qué preocuparte, en cada chequeo prenatal nuestro medico de confianza controlara la presión arterial, los niveles de orina, y se puede ordenar exámenes de sangre para una mayor tranquilidad.  En el caso te sufrirla, el tratamiento dependerá de lo cerca que este la fecha del parto, si usted está cerca de la fecha, y él bebe está lo suficientemente desarrollado el médico probablemente querrá provocar el parto.   en cambio, su sufre preeclampsia leve y él bebe están aun desarrollándose, su médico le recomendara reposo, beber más agua, aumentar los chequeos y además incluir más proteína en sus dietas

 ¿Puede afectar a mi bebé la preeclampsia?

Este síndrome puede provocar que la placenta no obtenga suficiente sangre, si la placenta no recibe suficiente sangre, el bebé recibe menos oxígeno y alimento, lo que puede provocar que este bajo de peso al nacer.

¿Qué es el síndrome de HELLP?

Algunas mujeres con este síndrome grave presentarán un trastorno denominado “Destrucción de glóbulos rojos o hemólisis, transaminasas elevadas y bajo conteo de plaquetas” (HELLP por sus siglas en inglés).

Esta complicación puede suceder antes del nacimiento del bebé o después del parto, y puede generar en ti y en el bebé un mayor riesgo de presentar los mismos tipos de problemas que tendrías en el caso de una preeclampsia severa. Si desarrollas preeclampsia, te harán un análisis de sangre periódicamente para verificar que no haya ningún signo del síndrome de HELLP.

 

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *