Por qué es importante el calcio en el embarazo

El calcio es un mineral que nuestro cuerpo requiere, especialmente, para la formación y la buena salud de huesos y dientes. El calcio es fundamental en la vida de cualquier mujer, pero en particular con el embarazo. En este momento, nuestro cuerpo cambia la manera de absorber este mineral, ya que el bebé que se está formando necesita de calcio para sus huesos y dientes. Por ello, es fundamental que las embarazadas (así como también las mujeres que están buscando un embarazo o también las lactantes) ingieran la dosis diaria recomendada, que es una cantidad algo superior a los 1000 miligramos.

Desafortunadamente, muchas mujeres no ingieren el calcio necesario. En el embarazo, el cuerpo se encarga de aportarle el calcio al bebé, y si no lo encuentra en los alimentos, lo toma de los huesos de la mujer, con lo que se produce una progresiva descalcificación que puede traer, como consecuencia, calambres, osteoporosis, y una mayor posibilidad de fracturarse.

¿Cómo consumir cantidades adecuadas de calcio?

El calcio está presente en numerosos alimentos, que toda mujer (pero especialmente las embarazadas) deben consumir en proporciones adecuadas. Los lácteos son la principal fuente de calcio: el yogur (ya sea entero o descremado), la ricota, los quesos duros, la leche (que es recomendable ingerir sola o en preparaciones, y no mezclada con el café o el té). También aportan su dosis de calcio las carnes rojas, algunos pescados (el salmón enlatado, por ejemplo), los frutos secos como almendras tostadas, los jugos fortalecidos en calcio, el brócoli o la col. El médico debe aconsejar a la mujer sobre las porciones que debe comer para así mantenerse saludable.
Sin embargo, algunas mujeres descubren que no están ingiriendo la dosis diaria de calcio correspondiente. Es por ello que el profesional de la salud puede aconsejar, especialmente durante el embarazo, algún suplemento nutricional que aporte calcio. De los numerosos productos que existen en el mercado, son convenientes los que en su etiqueta indican el aporte de carbonato de calcio, que se absorbe más fácilmente, en lugar de los que aportan cítrico de calcio o láctico de calcio. Es conveniente tomar estas pastillas al momento de la comida, para que así no se olvide su ingestión.

Otros consejos

Para cuidar nuestros huesos, también es recomendable hacer ejercicio periódicamente. Las embarazadas tienen muchas posibilidades para seguir ejercitándose de forma segura. Otro consejo que dan los profesionales de la salud es asegurarse de producir vitamina D, que ayuda a absorber el calcio. Para ello, exponerse al sol es la mejor opción, así como también ingerir yema de huevo, pescados de carne oscura o bien tomarla de los suplementos vitamínicos.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *