Manchas en la piel durante el embarazo

Los cambios hormonales que se producen durante la gestación traen muchas veces molestos síntomas que sorprenden a las futuras mamás. Uno de ellos son los cambios en la tonalidad de la piel que da origen a manchas muy antiestéticas.

Por qué aparecen y dónde

A partir del segundo trimestre, la piel en algunas zonas del cuerpo de la embarazada puede comenzar a sufrir cambios en su pigmentación. Esto se genera como consecuencia de la acción de las hormonas. Casi ninguna embarazada se libra de ellas, sólo un 30% de las mujeres gestantes no deben preocuparse por las manchas que aparecen generalmente en la zona de las mejillas, en la frente o la nariz. Por esta ubicación, se las denomina habitualmente como “máscara del embarazo”, aunque puede darse fuera de él, especialmente cuando la mujer toma alguna droga con altas dosis de hormonas tales como anticonceptivos.

Asimismo, en casi la totalidad de las mujeres se produce un aumento de la pigmentación en determinadas zonas como el área genital, los muslos y pezones. Aunque se suele revertir solo luego del parto, es normal que las partes afectadas no vuelvan a tener su color habitual y continúen con una ligera coloración oscura.

La aparición de una línea negra que une en forma vertical la cicatriz umbilical con el área de los genitales es también muy común y no debe generar preocupación, ya que desaparecerá de manera espontánea.

Manchas en las piernas

Las piernas pueden verse afectadas por las manchas. En general, suelen tornarse oscuros o de un tono azulado, debido a la baja circulación sanguínea en las piernas, lo que puede dar origen a várices. Las caminatas y los masajes en la zona ayudan a mejorar el flujo de la sangre y puede mejorar significativamente el cuadro.

Cómo actuar ante la aparición de estas manchas

Para evitar que las manchas aumenten en intensidad o extensión es necesario mantenerlas alejadas de la exposición solar directa. Esta situación las puede empeorar seriamente. Para evitarlo, puedes utilizar protectores solares adecuados para tu tipo de piel.

Las manchas no son nocivas y suelen irse solas. No existe ningún tratamiento para desaparecerlas, ya que suelen desaparecer al culminar el embarazo. Si luego del nacimiento, las manchas continúan o empeoran, se debe consultar al médico sobre la mejor manera de actuar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *