La defensora de los partos en casa muere dando a luz

(Captura de rouge.perfil.com)

(Captura de rouge.perfil.com)

Lovell, de tan solo 36 años, perdía la vida el pasado 23 de enero en su casa de Melbourne (Australia) por un paro cardíaco tratando de dar a luz en su casa a Zahra. A pesar de ser rápidamente trasladada al hospital no se pudo hacer nada por ella y acabó falleciendo, aunque afortunadamente la pequeña sí logró sobrevivir.

Años de lucha para un derecho

Caroline había pasado parte de su vida presionando al Gobierno australiano con el fin de conseguir ayudas estatales para las mujeres que optaran por dar a luz a sus pequeños en casa. Incluso instaba a las autoridades con cartas donde decía que “la vida estará en peligro sin la ayuda de matronas adecuadas por parte del Estado”.

Desde 2009, Lovell batallaba por el reconocimiento del parto en casa lanzando diversas quejas y misivas dirigidas al Ejecutivo australiano con el objetivo de solicitar que las matronas que atienden partos en casa estuvieran regladas, financiadas y contaran con protección legal, tal y como sucede en otros países.

Un trágico desenlace

A pesar de que Lovell había preparado todo para dar a luz a su hija, una complicación durante el parto hizo que su corazón se parara y poco pudieron hacer ya los médicos cuando llegaron a su casa. No obstante, una de las matronas que le asistió, aseguró que la causa de la muerte también podría haber sido una hemorragia. La mujer deja una hija más, Lulu de tres años, cuyo parto sí fue exitoso.

Con esta muerte se reabre una vez más el debate acerca de los partos naturales en casa, que algunas madres tanto defienden y otras rechazan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *