La cuchara, la postura más cómoda durante el embarazo

La cuchara, la postura más cómoda durante el embarazo

El sexo es una actividad muy buena en todas las épocas de la vida, pero es cierto que durante el embarazo hay que tener en cuenta que un bebé se está formando dentro de nosotras. La cuchara es la postura ideal para mantener sexo con nuestra pareja sin molestar a nuestro futuro hijo.

¿Cuál es la postura de la cuchara?

La cuchara es una postura del kamasutra que recibe su nombre por la forma visual que realiza. Es tan simple como tumbarse de lado en la cama y que el hombre se tumbe detrás en la misma posición. Es decir, ambos tumbados hacia el mismo lado y la espalda de la chica pegada al pecho del chico.  Así, se percibe una postura de dos cucharas encajadas.

La cuchara es una postura muy cómoda para hacer el amor durante el embarazo. ¿No sabes por qué? Es cómoda para chica embarazada, ya que le permite estar tumbada y descargar todo el peso de la barriga lateralmente. Para nada una postura brusca en el caso de las mujeres embarazadas.

Además, la cuchara es una postura suave que permite la estimulación de otras zonas del cuerpo de la embarazada. En el caso de poner un inconveniente, es que esta postura no permite mucho tiempo de sexo, ya que es fácil que el pene se salga pasados unos minutos

¿Practicar sexo durante el embarazo?

Como hemos empezado a decir, el sexo es bueno siempre que ambas partes así lo deseen. Por eso, practicar la cuchara u otras posturas durante el embarazo no sólo no es erróneo, sino que además favorece la confianza de la pareja y ayuda a la relajación de la embarazada y el bebé.

No solo eso,  sino que existen tantas posturas como etapas del embarazo hay. Muchos piensan que hacer el amor durante el embarazo supone un riesgo, y esto es una creencia errónea. Existen numerosos beneficios para realizar la cuchara u otras posturas durante el periodo de embarazo.

No olvidemos que a parte de la penetración existen opciones muy placenteras y totalmente válidas durante la gestación; este es el caso de las caricias, los juegos sexuales y la masturbación.

Además, el sexo también es placentero para el bebé pues el mayor riego sanguíneo de su madre le permite a éste una mayor oxigenación, y sentir una mayor complicidad con sus padres.

Además, las mujeres embarazadas tienen más estimulados sus puntos erógenos por lo que el sexo les produce mayor placer en el periódo de gestación. No solo esta mayor sensibilidad es buena para la mujer, sino que además tiene mayor lubricación, lo cual es bueno para la madre y también para el padre.

Algunos médicos aseguran que los bebés nacidos después de un embarazo con relaciones sexuales, son más tranquilos y seguros. La liberación de endorfinas que produce el sexo hace que el estado de ánimo de la madre mejore, y no sólo ella, sino que el bebé también se sentirá algo más feliz.

Lo hemos dejado claro, no hay momento en el que no se pueda hacer el amor. Algunas posturas serán cómodas como la postura de la cuchara y otras un poco más dificultosas. Lo que hay que tener claro es que no hay por qué dejar de mantener relaciones sexuales si se desea durante los nueve meses de embarazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *