Formas naturales de desencadenar el trabajo de parto

Cuando se acerca la fecha de parto y aún no hay señales de que algo vaya a ocurrir, algunos médicos aconsejan comenzar a realizar algunas pequeñas cosas para acelerar el proceso. Antes de recurrir a la medicación o a la cesárea, podemos optar por un camino natural que, con suerte, nos dará resultados en poco tiempo.

Actividades que ayudan a desencadenar el trabajo de parto
Durante el último trimestre del embarazo, algunas actividades comunes deben ser restringidas porque se dice que suelen ser inductores del parto. Sin embargo, cuando ya hemos pasado la fecha o el trabajo de parto se está haciendo más largo de lo previsto, podemos recurrir a ellas.

* Reírse fuerte y con ganas es una forma sana de estimular las contracciones uterinas. Los ataques de risa generan una reacción tan intensa en el cuerpo que puede generar, entre otras cosas, contracciones rítmicas, por lo que una buena sesión de risas puede llevar al nacimiento del niño.

* La actividad física, siempre que tu médico lo permita, es un excelente ejercicio y ayuda a desencadenar el trabajo de parto. Caminar a paso rápido en lugares con dificultad (ondulaciones del terreno, por ejemplo), subir y bajar escaleras o bailar realizando movimientos con las caderas ayudan a que el feto se coloque en posición.

* Las relaciones sexuales pueden inducir el parto, el orgasmo femenino produce una serie de contracciones uterina y el esperma contiene prostaglandina, un conjunto de sustancias que pueden contribuir a la aparición de contracciones.

* El agua caliente te ayudará a disminuir las molestias en la espalda y el vientre, te ayudará a relajarte y estimulará al bebé. Siempre que no existan fisuras o roturas en la bolsa, realizar baños de inmersión con algunas hierbas puede ayudarte.

* Los aceites naturales como el de ricino y las infusiones que generan espasmos en el abdomen o en el intestino pueden ayudar a que aparezcan contracciones en el útero. Es necesario tomar estos tónicos con algún jugo para disimular el gusto que no es nada agradable.

* Comer productos con azúcar, especialmente chocolate, producirán un efecto excitante en el bebé. Si se mueve lo suficiente y logra encajarse en el canal de parto, puede que el trabajo de parto comience naturalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *