Facilidades para la concepción, fertilidad masculina

Screenshot de ecoticias.com
Screenshot de ecoticias.com
Screenshot de ecoticias.com

Screenshot de ecoticias.com

Hace unos días os contábamos en el blog las facilidades para la concepción según la fertilidad femenina, cómo ayudar en este proceso y algunas cosas a tener en cuenta. En este caso queremos hablar del otro lado, la fertilidad masculina.

¿Qué influye en la fertilidad masculina?

Seguro que habréis oído hablar del seminograma o esperminograma, se trata de un proceso totalmente habitual en el que proporcionando una muestra de semen llevan acabo una serie de pruebas en las que se mide, entre otras cosas, la movilidad y vitalidad del esperma. Teniendo también en cuenta que la cantidad habitual de espermatozoides es de 20 millones/ml.

Alguno de los síntomas que más se dan en estos procesos son por ejemplo la oligospermia, que consiste en el bajo contenido de espermatozoides en el semen.

Además de estos encontramos un gran número de problemas que un hombre puede sufrir a la hora de la fertilización, pueden derivar de problemas testiculares, de la calidad o cantidad de espermatozoides o de la calidad del semen.

Recomendaciones y problemas

Pese a que cada problema ha de analizarse de manera particular, se han llevado a cabo algunos estudios que relacionan la nutrición con la fertilidad masculina.

Se comenzó probando y analizando este hecho en animales, y aunque esta asociación está bien definida en este campo por motivos de producción y venta, no se ha desarrollado tanto con las personas. La única deducción clara que se ha alcanzado es que una falta notable de nutrientes en la alimentación afecta a la capacidad reproductiva del hombre.

Por otro lado, si llevas aproximadamente un año intentando quedarte embarazada sin éxito, acude a un especialista con tu pareja, ya que, como comentamos, puede ser problema tanto del uno como del otro.

El especialista os derivará al médico correspondiente (urólogo o ginecólogo según el caso) y os ayudará según lo necesitéis.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *