Donación de óvulos III

Las mujeres que necesitan de la donación de óvulos para tener alguna posibilidad de quedarse embarazadas son aquellas que no tienen ovarios, pero sí cuentan con un útero sano, o que, teniendo esos órganos éstos no funcionan correctamente.

Otras mujeres que pueden recibir los óvulos de las donantes son las que se han sometido tratamientos radioterápia o quimioterápia, las que por malformaciones cromosómicas necesitan óvulos donados para que sus hijos nazcan sanos y las que padecen menopausia precoz, antes de los 40 años.

También las mujeres que superan los 40 años ya que la calidad de sus ovarios y la fertilidad disminuye a medida que crece la edad de la mujer, esto puede paliarse con ovocitos de mujeres jóvenes. Curiosamente este es el caso que en los últimos años se presenta de forma más habitual.

Quiénes son las receptoras

No hay un límite legal de edad para las receptoras, depende de las directrices de cada centro y, sobre todo, del estado de la receptora. Está claro que en ocasiones aunque el estado de salud de la mujer sea excepcional, si esta tiene una edad muy avanzada también tiene que tenerse en cuenta quién se haría caso del bebé y la calidad de vida que se le puede ofrecer al ser una mujer que no tenga una edad lo suficientemente común como para ser madre.

Una de las técnica más comunes es que con los óvulos cedidos por las donantesse realiza el proceso de la fecundación in vitro. Los óvulos se fecundan fuera del organismo de la receptora y se introducen entre dos y tres embriones en su útero. La ley exige que los óvulos que se implantan provengan de una donante con características físicas muy similares a las de la receptora.

Éxito del proceso de fecundación

El porcentaje de éxito de varía de un 40% a un 60% por intento, lo que se convierte en una tasa de éxito elevada si la comparamos con otras de reproducción asistida.
La existir tan poca cantidad de óvulos donados y una demanada tan grande la solución que se ha encontrado es la de la congelación de éstos, lo que permite la creación de un banco de óvulos.
Hasta hace muy poco la ley no permitía esta actividad pero finalmente se ha levantado la prohibición y se ha convertido en una solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *