Dolor pélvico durante el embarazo III

Al vestirse, la mujer debe permanecer sentada a la hora de colocarse la ropa. Ponerse la ropa por los pies y posteriormente pararse para subírsela.

En el momento de subir las escaleras, debe hacerse de un escalón cada vez. Primero un escalón con la pierna más ágil y después colocar la otra pierna junto a ésta. Ha de repetirse con cada escalón.

Separa las piernas y hacer movimientos bruscos que hagan que éstas se abran demasiado, resulta contraproducente, especial cuidado hay que tener al subirse a un coche o entrar o salir de la bañera. Si existe la necesidad de separar las piernas, se debe hacer lenta y suavemente.

Si se practica algún deporte, como por ejemplo, la natación hay que evitar nadar a estilo braza y cuidar al máximo la práctica de otros estilos. Al estar en el agua puede creerse que la natación ayuda, pero en realidad puede provocar un aumento del dolor cuando se sale al exterior.

Los ejercicios de Kegel y los ejercicios para el abdomen inferior frecuentemente puede ayudar a disminuir la sobrecarga sobre la pelvis durante la gestación. Para que resulte sencillo y sin riesgos hacer un ejercicio para el abdomen inferior, la mujer debe colocarse sobre las manos y rodillas y nivelar la espalda de forma que quede prácticamente plana.

Se debe respirar hondamente y a medida que se exhala, realizar un ejercicio de Kegel al mismo tiempo que se introduce y se saca el ombligo. Hay que mantener la contracción aproximadamente entre 5 y 10 segundos sin abandonar la respiración y sin mover la espalda. Se relajarán gradualmente los músculos al término del ejercicio.

Recuperación tras el parto

Algunos estudios han demostrado que aproximadamente el 60 por ciento de las mujeres que sufren la disfunción de la sínfisis púbica sienten todavía determinados síntomas tras el momento del parto.

Aunque por lo general la mayoría de las mujeres sufren una mejora en los síntomas después del nacimiento del bebé, a pesar de que un pequeño porcentaje mantiene el dolor al año de nacer el niño.

Para evitar males mayores se debe continuar con la fisioterapia tras el parto y, si existe la posibilidad, conseguir ayuda para cuidar al bebé al menos durante las primeras semanas de vida de éste.

Algunas mujeres que han sufrido este malestar manifiestan que notan dolor cada mes poco antes de que les baje el periodo, lo que está motivado por las hormonas que producen un efecto similar a la relaxina.

1 Comment

  • johana dice:

    Buena noche

    Yo tengo este fuerte dolor,la verdad no me provoca hacer nada si estoy sentada al pararme me duele y viceversa y en la cama al voltearme. Es horrible siento unos punzones que me hacen llorarm
    Pero la eps lo asocio con un pequeno deslizamiento que sufri en las gradas de mi trabajo y me remitio por arp.
    La verdad no se que hacer…. Pero no me siento bien para laborar..5ebo estar de pie todo el dia.
    Gracias por su atencion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *