Inclusión, solidaridad y deportes para compartir con tu niño discapacitado

Carrera Liberty
Carrera Liberty
Carrera Liberty

Carrera Liberty

 

Un factor predominante en el tema de la estimulación temprana es la ejercitación, sobre todo cuando la discapacidad está relacionada directamente con la parte motora de nuestro niño. Y esto, sin lugar a dudas, es una tarea que los padres debemos asumir junto a los profesionales que nos asistan.
En la sociedad que vivimos, afortunadamente, cada día son más las oportunidades que se les brindan a los niños con capacidades diferentes para ser parte de ella sin sentir discriminación y mucho menos rechazo. Decididamente hemos avanzado y crecido como sociedad, madurando hasta el punto de integrar a quienes en otras épocas se los excluía simplemente por ser diferentes. Un gran avance que además nos realza en nuestra condición de seres humanos.

Iniciativas solidarias

Ejemplo de todo esto es la organización del evento que anualmente presenta Liberty Seguros, una compañía que hace unos años organiza la ya reconocida Carrera Liberty. Un desafío para niños, adultos y personas con discapacidad, quienes correrán por las calles de Madrid el próximo día 20 de mayo; compartiendo una jornada plena de sana competencia, solidaridad y diversión.
La inscripción para dicha jornada puede realizarse de manera online, ya sea a través de la web oficial de la carrera como desde su página de facebook o la cuenta twitter. El coste para participar es mínimo ya que solamente pagan los adultos y el precio es de apenas 8 euros, de los cuales 1 euro por cada inscripción se destinará al proyecto “promesas paralímpicas“.

Dorsal 1 para todos los peques

Los niños además, en una certera decisión de los organizadores, lucirán todos el mismo dorsal con el número 1; en una clara demostración de que lo interesante de esta jornada y del desafío en sí mismo es participar y no ser mejor que el que corre a mi lado. Una carrera imperdible para la familia entera, en la que no faltarán las emociones de los pequeños, grandes logros de cada uno, las risas y las experiencias compartidas. Una demostración más de que la felicidad solo es real cuando se comparte. ¿Y qué puede hacer más feliz a un padre que ver a su hijo alcanzando metas y cultivando valores que lo engrandecen como ser humano?
Adelante, no te pierdas esta maravillosa oportunidad junto a quienes más quieres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *