Creo que estoy embarazada II

Las náuseas, por lo general, no suelen hacer su aparición hasta más o menos un mes después de haber concebido aunque también existen mujeres que tienen la fortuna de no sufrirlas nunca. También algunas mamás comienzan a sentir estas penalidades un poco antes. Las náuseas y los vómitos característicos del embarazo pueden acontecer a cualquier hora del día: mañana, tarde o noche.

La ventaja es que aproximadamente a la mitad de las mujeres que sufren las náuseas dejan de tener los síntomas al comenzar el segundo trimestre. Para el resto de las mujeres, las náuseas se prorrogarán más o menos otro mes.

Si el embarazo es muy reciente, es corriente que algunos olores, como los de los perfumes y de algunas comidas resulten repugnantes e incluso puedan llegar hasta a provocar las náuseas.

Náuseas, olores y variaciones hormonales

Aunque no se tiene certeza, podría ser uno de los efectos adyacentes del apresurado aumento en los niveles de estrógeno en el organismo. Incluso algunos de los platos que antes resultaban deliciosos ahora parecen repulsivos.

Las variaciones hormonales que suceden al comienzo del embarazo podrían hacer que la mujer se sienta hinchada, como sucede poco antes de la llegada de la regla. Por este motivo, la ropa puede apretar en la cintura desde el principio de la gestación, aunque el útero aún no haya crecido y esté muy pequeño.

No puedo dejar de ir al baño

También es muy común acudir constantemente al baño. El principal motivo es que aumenta la cantidad de sangre y otros líquidos que se mueven por el cuerpo, lo que significa que los riñones trabajan más intensamente, y hay más fluidos que se acumulan en la vejiga.

Es probable es que la sensación aumente según vaya evolucionando el embarazo y el bebé crezca en el interior, realizando mayor presión sobre la vejiga.

Aunque los test de embarazo han evolucionado mucho y siempre prometen que desde el primer momento son capaces de informar sobre el embarazo, muchos de ellos no logran detectar la gran mayoría de los embarazos hasta que no ha pasado aproximadamente una semana desde que se ha producido la primera falta.

Por lo que si finalmente decides hacerte una prueba antes de esa fecha y el resultado que muestra es negativo, deberías repetirla unos días después.

Si efectivamente el resultado es positivo, ya solo queda acudir al médico para comenzar con los cuidados especiales que requiere un embarazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *