La sofrología

Este método es ideal para las mujeres capaces de abstraerse completamente de su entorno. Concentrarse en la visualización del útero y de su bebé, ofrece emociones de dicha y descanso.

La preparación sofrológica para la maternidad enseña a las futuras mamás numerosas técnicas mentales que ayudan a evitar que las contracciones le originen ansiedad una cosa lleva a la otra y la ansiedad acarrearía un incremento de la tensión y por consiguiente del dolor.

Además de vivir con plenitud el embarazo, controlar la ansiedad y el malestar durante el parto, la sofrología ayuda a crear un ambiente especial en la vida familiar que va a verse ampliada. Puede incluso evitar complicaciones como la depresión post-natal.

En el caso de una cesárea, las técnicas sofrológicas sirven para una recuperación significativamente superior en comparación con las mujeres que no las han realizado.

Antes del parto

Gracias a la sofrología, la mujer embarazada se instruye en la relativización de las molestias que puedan surgir durante los primeros meses del embarazo. Además, se vuelve más consciente de que los cambios corporales que conlleva la gestación son normales. Con la sofrología se preparara mentalmente para el momento del parto en todas sus singularidades: tanto si se trata de un parto natural como de una cesárea, de esta forma cuando llegue el momento se encuentre tranquila y sosegada.

Durante el parto

Además de saber respirar correctamente en el momento en el que aparecen las contracciones y durante el periodo de alumbramiento, la sofrología ofrece técnicas mentales para evitar que las contracciones provoquen ansiedad. Se evita el círculo: contracción – ansiedad – resistencia – sufrimiento. Entre contracción y contracción existen técnicas para recobrar las fuerzas para el momento del parto.

Después del parto

Con el método sofrológico se mantiene un equilibrio sano en las etapas de cambio familiar. La metodología ayuda a crear un ambiente, de actitud positiva y optimista ante un nuevo escenario, que es el de una familia que se amplía. Enseña a disfrutar todos los momentos grandiosos antes y después el parto, como darle el pecho al bebé etc. Enseña a disfrutar cada día, el carpe diem de esta fase de la vida.

La sofrología podría catalogarse como un híbrido entre el budismo, el zen japonés y el yoga, ya que utiliza destrezas de cada disciplina.

Se aplican las técnicas sofrológicas también en la cirugía ginecológica, en los problemas de menopausia, de infecundidad o los problemas sexuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *