La dieta de los niños vegetarianos

Ser vegetariano es mucho más que una opción a la hora de sentarse a la mesa. Es una opción de vida elegida por muchas personas, que consideran que de esta manera hacen un aporte para tener un mundo mejor. Por supuesto, lo natural es que cuando los vegetarianos tienen hijos, decidan criarlos inculcándoles su misma escala de valores… y la dieta que viene aparejada.

Pero, ¿es saludable para un niño en pleno desarrollo el adoptar una dieta vegetariana? ¿Qué opinan los médicos? Aquí van algunos consejos por si se decide educar a un niño siguiendo esta dieta y este estilo de vida que cada vez más deciden adoptar.

Los riesgos del vegetarianismo

Los médicos tienden a advertir contra este tipo de dietas, especialmente cuando se trata de bebés y niños pequeños en la etapa de crecimiento, y hasta en el embarazo. Una dieta vegetariana estricta puede ocasionar, de acuerdo con algunos especialistas, problemas tales como la carencia de hierro, la consecuente anemia y falta de peso.

Muchos observan que los niños vegetarianos tienen tendencia a la delgadez. La falta de minerales y vitaminas también está asociada a las dietas restrictivas. El riesgo de un menor desarrollo psicomotor está indicado como consecuencia de forzar al niño a adoptar un régimen estricto.
De cualquier manera, antes de adoptar para tu hijo un régimen de cualquier tipo, hay que consultar a un profesional.

Sí a la dieta vegetariana

Por otra parte, muchos vegetarianos tienen sus propios médicos y hasta su propio consejo de salud, que sostiene que en realidad una buena dieta vegetariana cumple con todos los requisitos que tanto adultos como niños necesitan para estar bien alimentados. Sin llegar al extremo de una dieta vegana (vegetariana estricta, en la que se excluyen todos los productos de origen animal, como los huevos y los lácteos), muchos médicos apoyan que los niños sigan una dieta ovo-lácteo-vegetariana, en la cual la leche, el yogur y los huevos aporten las proteínas necesarias para el crecimiento.

Nutrientes que no deben faltar

En la dieta de un niño vegetariano, la principal fuente de energía la proporcionan los cereales y las legumbres, de los que se deben ingerir cinco raciones diarias: combinados, ambos tipos de alimentos tienen un alto valor proteico, además de que siempre es preferible elegir cereales integrales.

También son fundamentales las frutas frescas, las verduras y los frutos secos como almendras, avellanas, nueces, etc. Contienen vitaminas esenciales, ácidos grasos y minerales, y deben ser ingeridos a diario por el niño. Se aconsejan también tres raciones al día de lácteos (si bien se puede alternar entre leche de vaca y leche de soja), así como tres huevos a la semana.

1 Comment

  • paula dice:

    necesitaba urgente saber q dieta incorporar a un nino vegetariano de 1 1/2 anos q padece anemia, ya q come bastante frutas, verd, cereales integr, etc y nada de carnes
    desde ya muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *