¿Qué es lo que pasa si se come jamón serrano en el embarazo?

¿Qué es lo que pasa si se come jamón serrano en el embarazo?

Existen muchas opiniones acerca del tradicional mito que dice que no se puede comer jamón serrano en el embarazo. Lo cierto es que hay mucha información no contrastada y por eso hoy hablamos sobre esta delicia de la gastronomía española durante el embarazo y los riesgos que conlleva..

 

El jamón serrano y el embarazo: Toxoplasmosis

Es dicho que la toxoplasmosis es la enfermedad que se contrae al tomar jamón serrano durante el periodo de embarazo, pero poco se sabe realmente sobre esto

La toxoplasmosis es una enfermedad de riesgo muy bajo que puede contraerse al tomar carne cruda o alimentos contaminados. Se trata de un parásito llamado toxoplasma gondii, que se encuentra en estos alimentos. Pero lo cierto es que la presencia de este parásito, en el caso del cerdo, ha bajado en los últimos años un 90%.

 

Entonces, ¿qué pasa si tomas jamón serrano en el embarazo?

Aunque como ya hemos dicho, no es una enfermedad peligrosa, en el caso de las embarazadas se se vuelve algo más delicado ya que la pueden contagiar al feto que no tiene tantas defensas como la propia madre.

Pero con los procesos de curación y salazón por los que pasa el jamón hacen que este alimento pierda, casi por completo, las posibilidades de mantener el parásito toxoplasma gondii. Estos procesos suelen durar más de un año porque el toxoplasma suele quedar inactivo.

Por tanto: sí, puedes comer jamón serrano en el embarazo. Aun así, para anular todas las probabilidades de contraer la toxoplasmosis, la Asociación Española de Pediatría aconseja congelar el jamón durante unas 48 horas y luego descongelarlo para poder comerlo.

Además, para evitar esta enfermedad que puede tener riesgo para el feto, los profesionales aconsejan evitar el consumo de leche no pasteurizada y alimentos con ella, pelar todos los alimentos que se vayan a comer y evitar el limpiar las heces de gato que suelen contener este parásito.

Ahora que has recabado algo más de información sobre el jamón serrano y el embarazo, puedes tomar tu propia decisión sobre su consumo o no durante los nueve meses que vas a estar embarazada. Si eres amante de este alimento, es probable que te haya alegrado la noticia de que se puede, con cuidado, tomar jamón serrano en el embarazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *