Una buena hidratación para tu bebé

font vella

Agua mineral natural para tu bebé

Al igual que nos informamos sobre los tejidos más apropiados para proteger la piel de nuestro bebé, las cremas u otros productos… es importantísimo conocer qué tipo de agua es la mejor para ellos.

El agua, la base de su alimentación

Algo tan importante para la alimentación de nuestro bebé y sin embargo tan desconocido. El 80% de la población desconoce qué características debe cumplir el agua apta para un bebé, según el Barómetro de la Hidratación y la Ingesta de Agua de 2009 realizado por la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y la Sociedad Española de Nefrología. Hay que tener en cuenta que la leche es su único alimento durante los primeros meses, ya sea materna o de biberón y el 75% de su composición es agua.

Lo que es importante conocer es que para un bebé lo mejor es consumir agua mineral natural ya que garantiza siempre la misma composición y aportación de minerales. Durante sus primeros meses de vida la mejor aportación para su hidratación y el funcionamiento de los riñones es el agua  mineral natural y de mineralización débil, que podemos encontrar fácilmente en las tiendas, como es el caso de Font Vella. En ese momento los riñones del bebé todavía se están desarrollando y un exceso de sodio podría forzarlos demasiado.

Además, beber agua mineral es bueno tanto para el pequeño como para la madre, ya que al provenir de yacimientos subterráneos está protegida ante cualquier tipo de contaminación, evitando la posible transmisión al bebé mediante la leche.

Disfrutar del embarazo

Los cambios que se producen en el cuerpo cuando estás embarazada hacen que tus necesidades también cambien. Para mantener una buena hidratación durante el embarazo para ti y para tu bebé es esencial beber agua mineral natural, por lo menos 8 vasos al día. Repártelos bien a lo largo de todo el día y empezarás a notar todos sus beneficios.

No debes descuidar el calcio ni el aporte de minerales, son fundamentales para tus huesos y los de tu bebé. Los minerales y el sodio deben presentarse en menor cantidad, y en este caso también el agua de mineralización débil es ideal para mantener estos valores bajos.

Cuida tu alimentación todo lo que puedas, consume verduras, fruta y alimentos ricos en fibra. Prepárate con ejercicios para el esperado día. Hacer estiramientos diarios te ayudará en el parto y también a relajarte en tu día a día. En la página auladematronas encontrarás vídeos muy útiles para disfrutar de tu embarazo y de tu bebé.

Aquí tienes un vídeo que te ayudará con algunos ejercicios para el preparto y el postparto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *